sábado, 11 de abril de 2009

Déjame entrar

Director: Tomas Alfredson.
Reparto: Kåre Hedebrant, Lina Leandersson, Per Ragnar.
Género: Terror.
Año: 2008.

Hoy llegamos con una joya del cine de terror nórdico: Déjame entrar. Dado el género y el origen de la cinta, es inevitable compararla con El vigilante nocturno. Si bien ambas cintas disfrutaron del éxito en los festivales, Déjame entrar tiene una mezcla de géneros y un punto de vista completamente novedoso que no tiene su predecesora, que es una muy buena historia, pero con elementos más tradicionales y más cercana al suspense que al terror.

Situada en el Estocolmo de principios de los 80, cuenta una historia de Oskar, un niño de 12 años proveniente de un hogar roto y víctima de los abusones del colegio, que conoce a Eli una misteriosa niña que acaba de mudarse al piso de al lado. De sus encuentros nocturnos en el parque (es que los niños no son muy normales) acaba naciendo el amor con la inocencia propia de su edad. Todo ello salpicado con unos misteriosos asesinatos en la zona.

El argumento es de lo más original y está finamente trazado. La historia se desarroya a un ritmo lento pero apropiado y va desvelando sus secretos lentamente. El ambiente se alterna entre el colegio y le parque frente al edificio de los niños, siempre cubierto de nieve y un frío que se traspasa al espectador.

La parte en la que se comentan otros trabajos del reparto nos la vamos a saltar porque el cine sueco no es mi fuerte, pero no sin elogiar el gran trabajo de los niños.

Una gran película pero con un marcado carácter europeo, que unido al ritmo lento, puede que no satisfaga las expectativas de un público más acostumbrado a las produciones made in Hollywood.

Nota: 8/10

1 comentario:

Yota dijo...

mierda de peeeeeeli. La vi en la muestra SCIFI y me decepcionó mazo.